Datos personales

Mi foto
Patricia B. Bustos Psicoanalista /Coordinadora de grupos terapeúticos/ Prof. Enseñanza Común y diferencial / Mediadora Judicial / Voluntaria y Socia Activa de Mèdicos del Mundo

sábado, 9 de julio de 2011

Ojalá



Ojalá olieras a vainilla,
ojalá olieras a canela
para transportarme con tu aroma
y poder sentirme niña,
cuando nada importaba demasiado
y los dulces de la cocina eran
el único reclamo importante.
Ojalá trajeras contigo
las especias del Sur
para esconderme por callejuelas blancas,
para ser uno más en la multitud del zoco.
Ojalá volvieras a mirarme
como aquella noche lo hiciste.
Ojalá mis oídos oyeran
el sonido de tu voz metálica.
Ojalá escarbaras dentro de mí
y lograras conocerme
más de lo que me conozco yo.
Ojalá no fuera necesario
hacer conjeturas.

Cristina Arroyo - Ogigia

Libro: Los Vértices del Cariño




13 comentarios:

Humberto Dib dijo...

Un blog acogedor, me gustó.
Un saludo.
Humberto.

AnnGy Hz dijo...

Como siempre impresionante, muchas gracias por tus comentarios!

Anónimo dijo...

como tu amiga te digo .... deja de torturarme Arjona jejejej!
muy buena siempre las mejores publicaciones

sildelsur dijo...

muy bello poema,y muy lindo arreglaste el blog!!!!
Besos!!!!

Alma Mateos Taborda dijo...

Frente a deseos tan importantes, tan puros, tan profundos y tan íntimos, no puedo otra cosa que decir desde mi corazón, ojalá. Bellísimo! Un abrazo.

escuchando palabras dijo...

Gracias por tus palabras Humberto, besitos

escuchando palabras dijo...

Anngy nos seguimos leyendo, feliz domingo, besos

escuchando palabras dijo...

Bueno creo q estos autores son maravillosos y sensibles, jeje perdon por la tortura, besos

escuchando palabras dijo...

He cambiado la presentacion de escuchando para ponerle mas color a este mes, gracias Sil, besitos

escuchando palabras dijo...

Alma una sola palabra puede significar muchomucho, besitos

Navarro dijo...

Un poema muy bonito.
Un saludo!

escuchando palabras dijo...

Navarro con una sola palabras alguien puede ser feliz, jej besos

Anónimo dijo...

Buceando o navegando por internet, con un halo de nostalgia por los poemas recitados en el pasado, me encuentro con este poema que escribí en mi primer libro "Los Vértices del Cariño". Me ha encantado verlo publicado en este blog. Muchas muchas gracias.

Ogigia -Cristina Arroyo