Datos personales

Mi foto
Patricia B. Bustos Psicoanalista /Coordinadora de grupos terapeúticos/ Prof. Enseñanza Común y diferencial / Mediadora Judicial / Voluntaria y Socia Activa de Mèdicos del Mundo

domingo, 28 de junio de 2009

¿ Se llegan a Materializar los Deseos ?

Pecado Original 2 - Enrique Daza Rubio

¿Se llegan a materializar los deseos? ¿Cómo se llegan a materializar los deseos? ¿Produce satisfacción la realización de deseos?

Antes de entrar en el tema, vamos a diferenciar entre deseo y necesidad. Necesidad es lo que es imprescindible para uno. Y deseo es la aspiración con vehemencia al conocimiento, posesión o disfrute de algo. No es lo mismo actuar por deseo que por necesidad. La ejecución de esta última es imperiosa y vital, en cambio el deseo puede ser postergado en el tiempo. Por cierto, uno de los problemas más comunes al respecto de los deseos y las necesidades es convertir algunos deseos en necesidades y así tener una sólida base para amargarnos la vida.

El posible cumplimiento de un deseo es fantasear. Hay personas que ni siquiera dan este primer paso. Es decir, que las fantasías abren camino a cualquier deseo.

Para que la fantasía llegue a ser un deseo realizable, lo principal es qué hacer para cristalizar esas ocurrencias. Establecer metas y objetivos, es decir, estar dispuestos a establecer un plan de trabajo, para después llevarlo a cabo y no quedar anclado sólo en la fantasía. Porque hay quien por su afán …su afán controlador de no saber el resultado antes de hacer, se conforman con hablar sobre los planes o deseos. Gente que en lugar de hacer algo para realizarlos encuentran suficiente satisfacción con un logro mental.

Hay que ser tolerantes. Aprender que existe una diferencia entre lo deseado y lo conseguido. Que rara vez la realidad, será un fiel reflejo de aquello que imaginé. En cuanto a la materialización del deseo, si alguien en alguna medida lo consigue, no debe detenerse para vivir de ello. El desear no tiene que ver con un objeto específico, aunque así lo parezca, sino con la necesidad de completud. Como la completud no existe, todo logro termina siendo frustrante. Por eso muchas veces cuando conseguimos algo nos preguntamos: ¿bueno, y ahora que? Se simultanean la sensación de alegría y decepción. Es decir, después de cada logro podemos destacar un estado de incompletud porque continuamos siendo pobres mortales; y otro estado de completud por el deseo satisfecho. Y así hasta siempre.

Asimismo, el Deseo se vincula de una manera directa y necesaria con la angustia. Toda realización del Deseo es mínima que lo que el Deseo espera. En ese sentido nada nos colma nunca plenamente. Ningún logro es suficiente, todo lo logrado tiene sabor a fugaz. El Deseo posee un hambre infinito. La Necesidad se vincula con lo social, el Deseo se vincula con el Ser en si mismo, con el interior, con aquello que nos empuja a realizar algo, el lugar donde el sujeto puede expresar su autonomía. Ese Deseo puede verse atormentado y aterrado por la magnitud de la distancia entre la realización y el Deseo en si mismo. En este caso puede ser que el individuo se repliegue para evitar el riesgo y el mundo en si mismo. Entonces, el Deseo es el lugar del sujeto, y las necesidades el lugar del rol social. Por eso es que el Deseo es visto como algo temido, oscuro y peligroso. Lo institucionalizado le teme al Deseo, lo instituido le teme a la libertad del sujeto. (Psi. Patricia B. Bustos)

7 comentarios:

pablo dijo...

Que bueno!!!!!!!!! Soy una persona que vive deseando, desde pequeño ( y soñando)por suerte ( y por acción ) pude cumplir con lo deseado y esa satisfacción fue siempre tan fugaz que casi no pude disfrutarlo. Pero es así cada vez deseamos más y por eso crecemos, nos completamos, llegamos a sentirnos realizados. Que aburrida sería la vida sin deseo. Que sosa y sin gusto. El deseo cambia la sociedad!!. Un besote grande y a seguir deseando.

escuchando palabras dijo...

hola pabli, gracias x tus comentarios, es bueno saber q un amigo esta ahi a la espera del proximo art.

Anónimo dijo...

ok estoy bastante de acuerdo con lo dicho , pero ahora algo que me inquieta es la ambicion , el deseo y la ambicion son equivalentes o cada una juega su partido , a pablo y a pato cuales son sus mayores ambiciones

pdt no me funciona algunas teclas del correspondiente teclado , una de ellas es el signo de interrogacion. jajaj perdon. diego

pablo dijo...

Me gustó volver a leer este articulo y los comentarios. Deseo y ambición son sinónimos? Creo que no, la ambición la relaciono con lo material, lo económico, en cambio al deseo lo relaciono con el ser, la esencia, el crecimiento, el cambio social. Deseo una sociedad más justa, menos violenta. Pero bueno, usualmente se las usa como sinónimos. Me preguntas cuál es mi mayor deseo? Poder desear siempre, y seguir convencido que se puede cambiar el mundo. Un beso

pablo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
escuchando palabras dijo...

hola, pablo..diego...esta bueno preguntarse, pero el tema deseo refiere a nuestro propio ser a eso q queremos llegar...en cambio la ambicion tal vez sea el motor para lograr algunos de ntros deseos, gracias por seguir debatiendo con escuchando besos

Anónimo dijo...

Con eso de que tiene un sabor fugaz.. no siempre es asi... yo... tuve una novia... la unica que he tenido hasta la fecha... era un amor a distancia... como deseaba poder estar con ella... vivir con ella... tener una vida... y saben... despues de mucho trabajo y pese a las adversidades... lo logre... mejor dicho lo logramos... y saben.. almenos en mi caso... lo disfrute cada momento.... 2 años viviendo juntos... cada dia lo disfrutaba... cada dia volaba... asi es que.... no todos los deseos son fugazes...