Datos personales

Mi foto
Patricia B. Bustos Psicoanalista /Coordinadora de grupos terapeúticos/ Prof. Enseñanza Común y diferencial / Mediadora Judicial / Voluntaria y Socia Activa de Mèdicos del Mundo

lunes, 22 de junio de 2009

El LLanto

Girl Butterfly - Alex Gray

Te has sentido alguna vez con un nudo en la garganta ¿Que te impide hablar? Te has propuesto una mascara para no mostrar tus Sentimientos frente a alguien más, más para verte más fuerte ¿Te has prohibido llorar?

La mayoría de las personas tenemos muchos prejuicios acerca del llanto. “Si lloras es porque eres débil”, “Llorar es sólo para las mujercitas”, “¿por qué lloras? ¡Ya madura!”, “Son niñerías”, “Lágrimas de cocodrilo”, “No me vengas con chantajes”… Son algunas de las frases que la gente dice cuando ve a un adulto llorar. Pero, ¿qué tan ciertas son?

¿Es malo llorar?

Normalmente se llora de desesperación, de tristeza, de desaliento, de dolor, se llora de sufrimiento, de miedo, de recelo, de impotencia, de desilusión, se llora de desconsuelo, de abatimiento, de cansancio, de duda, de indecisión. Lágrimas, sollozos, gemidos, suspiros, lamentos, que te ahogan, que te matan, que te asfixian, que te oprimen, que te esclavizan, que no te dejan ver, que no te dejan respirar, no te dejan reír sonreír ni brillar.

Diremos entonces que es malo llorar…pero…¿Y si no sintiésemos nunca esa necesidad? ¿Si no nos desesperáramos, no dudáramos, no nos cansáramos, ni tuviésemos miedo a avanzar? ¿Merecería la pena caminar? Si todo fuese un camino de rosas, si todo fuese andar sin mirar por donde vas, si todo fuese no equivocarse, si no hiciera falta mirar atrás, si solo hubiera un camino sin bifurcaciones, sin cruces, sin atajos, si las dudas no te empezasen a asaltar, valdría la pena caminar? El llanto es una herramienta que en etapas tempranas nos ayuda a dar a conocer nuestras sensaciones básicas: hambre, dolor, sed, temor… por lo que se convierte en una actividad básica para la propia supervivencia. Todo el mundo sabe que cuando alguien llora es por tristeza o por algún problema, aunque en ocasiones también se llora de felicidad. Pero la realidad es que el llanto forma parte de un mecanismo de limpieza, depuración, activación de todo el organismo. Asimismo, es una reacción ante diversas situaciones para alertar a los que nos rodean como una especie de alarma.

En la vida cotidiana, cuando por alguna razón aparezca el llanto, puede ser porque el cuerpo o la mente lo necesita. Por lo tanto, debe llorarse lo mejor posible, no guardarlo ni limitarlo, sino que sea en toda su expresión. Llorar inhibiéndose puede hacer daño y acumular innecesariamente más problemas que los que el llanto venía a liberar.

Lo más importante es que algo que la mayor parte lo toma como algo triste, para ti ahora será muy provechoso para ser feliz al liberarte de energías acumuladas que hacen daño a la salud en general. Existen diferentes formas de expresar nuestras emociones, entre ellas podemos distinguir una mediante la cual expresamos nuestras mayores alegrías y tristezas: el llanto.

No todos tenemos la misma forma ni los mismos motivos para llorar, algunos son más sensibles que otros y además considero que el tiempo y las diferentes situaciones que nos presenta la vida son factores que nos hacen más fuertes y nos permiten distinguir las cosas por las que vale la pena llorar, o no. Un ejemplo es que cuando somos chicos pensamos que un capricho es motivo de lágrimas, pero cuando crecemos vamos distinguiendo las cosas importantes y podemos discernir cuales son nuestras verdaderas emociones, esas que nos provocan un profundo dolor o aquellas que nos provocan risas mezcladas con llanto.

Nadie llora eternamente. Pero no porque el llanto se acabe, no porque se agote. El llanto es como el fuego, lo consume todo. Cuantas más cosas hay a su alcance más brilla y calienta, más poderoso es y más poderoso se muestra a quien lo observa.

No es eterno, es cierto, pero no se apaga por él, sino porque se han consumido todas las cosas que había a su alcance.

Es por eso que el que sufre, deja de llorar sólo cuando ya no hay ni sentimientos, ni recuerdos, ni deseos, ni tampoco esperanza alguna que se pueda quemar. En esa su última agonía es cuando los rescoldos de lo que fue una imponente llama luchan por conservar su último brillo de fuego. Éste sólo cesará al consumir por completo hasta la última partícula.

Entonces, sólo entonces, Esa Persona deja por fin de llorar. No hay nada ya en su interior que pueda arder en la llama del llanto. (Psi. Patricia B. Bustos)

7 comentarios:

pablo dijo...

Me gustó el artículo, pero también es verdad que el Llanto es un arma poderosa, muy utilizada por las mujeres... con un llanto nos sacan todo, nos desarman, nos dejan sin defensas . Creo en el llanto sincero, reparador, que limpia desde adentro esos dolores que nos acompañan. El llanto los expulsa y hace bien sacarse la mochila pesada de las culpas. Un beso y te sigo de cerca

Marina dijo...

Sinceramente es un tema bastante dificíl de describir!.Entran en juego una variedad abismal de factores de la vida cotidiana...
Con respecto a la opinión de Pablo,no estoy del todo de acuerdo,es totalmente subjetivo. Situandonos tanto en mujeres como hombres,ambos utizan esta herramienta"el Llanto" para conmover,victimizarse y/o sincerarse desde lo mas pronfundo de los sentimientos...
un beso

pablo dijo...

Es cierto que ambos utilizamos esta herramienta, tanto hombres como mujeres, pero nosotros lo hacemos para sincerarnos y en general las mujeres lo hacen para victimizarse y/o conmover, y saben que lo logran porque en el fondo nosotros creemos en el llanto de la mujer y nos sale el institno protector, masculino, de padre. Es dificil ser objetivo, y por supuesto deben existir distintas opiniones. Un beso Mariana.

marina dijo...

Cuando haces mensión "Es dificíl ser objetivo, y por supuesto deben existir distintas opiniones"...me resulta un pensamiento totalmente machista,el cual se ve reflejado cuando das tu opinión: "pero nosotros lo hacemos para sincerarnos y en general las mujeres lo hacen para victimizarse y/o conmover, y saben que lo logran porque en el fondo nosotros creemos en el llanto de la mujer y nos sale el institno protector, masculino, de padre".
Ahora bien,no termino de comprender el hecho de generalización constante de parte de uds,"LOS HOMBRES".Como también, no puedo dejar de admitir que el concepto de "generalizar",actualmente, es de ambas partes..¿no te parece que es hora de sacarle lustre a este pensamiento,aunque sea en lo más mínimo?. Creo que desde el momento que esta ambiguedad finiquite,tanto hombres como mujeres se comenzaran a compreder mejor.Mientras tanto,seguiremos tanto entre hombres como mujeres,en una continua competencia absurda!
Quiero dejar en claro que me parece barbaro que tengas este tipo de pensamiento con respecto a tus valores e ideales,como también,tengos los mios. Por eso,espero que no tomes a mal mi devolución.
un abrazo Pablo
pd:me llamo marina,no mariana!

pablo dijo...

Marina, perdon por el error, no fue intencional. Me parece bárbaro que los artículos den para abrir un debate, es sin duda enriquecedor y que mejor para la autora..un beso y los hombres no compiten con las mujeres, para nada, es un absurdo, pero a la mujer si le interesa competir porque está en su naturaleza. Un beso enorme. Y gracias por responder.

marina dijo...

Es increíble como te nace el machismo!!.Y sigo insistiendo, que las mujeres no somos las únicas que competimos.¡Que debate patricia!.Bueno Pablo,fue un placer haber podido dicernir con vos.Un abrazo grande.

escuchando palabras dijo...

uyy chicos, q buen debate, ojala siempre fuera asi, el tema se abre y todos pensamos mas, besos