Datos personales

Mi foto
Patricia B. Bustos Psicoanalista /Coordinadora de grupos terapeúticos/ Prof. Enseñanza Común y diferencial / Mediadora Judicial / Voluntaria y Socia Activa de Mèdicos del Mundo

jueves, 19 de agosto de 2010

Moraleja : 2

Una dama entra a una farmacia y le pide al farmacéutico: -Por favor, quisiera comprar arsénico. Dado que el arsénico es muy tóxico y letal el farmacéutico quiso saber más datos antes de proporcionarle la sustancia. -¿Y para qué querría la señora comprar arsénico? -Para matar a mi marido. -¡Ah, caramba! Lamentablemente para ese fin no puedo vendérselo. La mujer sin decir palabra abre la cartera y saca una fotografía del marido haciendo el amor con la mujer del farmacéutico. -¡Mil disculpas!, dice el farmacéutico -no sabía que usted tenía receta. Moraleja: "NUNCA PREGUNTE ALGO POR LO QUE TENDRÁ QUE DISCULPARSE"

6 comentarios:

Fran Frannao dijo...

Me ha encantado la historia, y sobre todo la moraleja xD.
Un besazo

Mistral dijo...

jajajaja muy bueno

Un verdadero placer leerte
Saludos cordiales

escuchando palabras dijo...

Gracias Fran...van a seguir las historias, besitos

escuchando palabras dijo...

Que bueno hacerte reir Mistral, besitos

Yami dijo...

Me encanto jaja
hay que tenerlo en cuenta. Besos

escuchando palabras dijo...

Gracias Yami por pasar, besitos