Datos personales

Mi foto
Patricia B. Bustos Psicoanalista /Coordinadora de grupos terapeúticos/ Prof. Enseñanza Común y diferencial / Mediadora Judicial / Voluntaria y Socia Activa de Mèdicos del Mundo

miércoles, 25 de febrero de 2009

Que es la Sensualidad

Madonna - Edvard Munch
Cuando percibes una persona muy sexy, ¿qué es lo que hay en él o ella que haga que te atraiga? ¿Tiene esa persona una imagen exótica, o una apariencia familiar, incluso quizás recordándote a un amor pasado? Acaso esa persona destella vitalidad y confianza? ¿O es que la “sensualidad” es una cualidad que no puedes tocar?
La verdad es que la sensualidad puede ser definida si exploramos los fundamentos al examinar la biología, la química sexual, la cultura, la historia y los medios de comunicación.
La sensualidad es, por lo tanto, un componente del deseo sexual, el cual es transmitido a través del comportamiento, la apariencia, la gesticulación, o la insinuación. La persona sensual siempre inspira la atención y suscita en todos distintas reacciones asociadas con la sexualidad.Por definición, sensual se encuentra relacionado a las sensaciones, y sensualidad, a la disposición de disfrutar a plenitud los placeres de los sentidos, de las objetos y sujetos que los incitan o satisfacen, así como también está relacionado con el deseo sexual.
Una persona sensual se deleita viendo, saboreando, tocando, oliendo y oyendo. Se relaciona con el mundo que lo rodea de una manera especial. Le encanta observar un paisaje, detalla las ciudades, su arquitectura, percibe a su gente, sus costumbres, el arte, las flores. Lo que ve, día a día, no se convierte en rutina, siempre descubre algo diferente. Cuando come se regocija con los alimentos y bebidas, y los degusta transformando cada comida en un acto placentero. Siente las texturas de cuanto toca y goza de ellas. Se recrea con los olores, no sólo de los platos o del medio ambiente sino de la gente y en particular de su pareja. Cuando oye música o distintos sonidos se compenetra con ellos y escucha con atención y complacencia. Obviamente, una persona con estas características nunca aburrirá a su pareja y hará sentir muy bien a quien le acompañe.No es difícil imaginar un encuentro con alguien que le mire con detenimiento y le manifieste lo bien que se ve y que le diga lo bien que le queda su atuendo, que pregunte por la fragancia que usa y le manifieste que le atrae o cautiva su olor para comenzar, y que cuando pasen a mayores, le saboree gozando cada paso por su cuerpo, sienta sus olores más íntimos con satisfacción ,a la vez que esa persona le toque y acaricie con el hechizo particular de quien no tiene premura para llegar a la etapa culminante de la sexualidad, la cual también apreciará con notable intensidad.A esta altura usted se preguntará si es sensual o no.
Pero, la verdadera pregunta que tiene que hacerse es si quiere o no ser sensual, porque los seres humanos, todos podemos aprender a serlo. Para ello, debemos educar a nuestros sentidos usando el pensamiento y los sentimientos. Lo primero es explorarnos y valorarnos a nosotros mismos y hallar nuestros puntos sensuales. A veces oímos decir que alguien no es precisamente una persona bonita pero sí muy atractiva porque es muy sensual. De esto se trata, de usar nuestra imaginación y nuestros sentidos hasta renovarnos hacia la dirección que decidamos. Piense, en cuanto a sensualidad se refiera, en cómo le gustaría que fuera su pareja, sin olvidar en cómo a su posible pareja le gustaría que fuera usted. Ser sexy se trata de ser objeto de la atención ajena ya sea por tu apariencia, las cosas que dices o tu estilo. Y ser sexy se trata de tener la confianza para presumir -y mostrar- tus atributos. La sensualidad es altamente un rasgo cualitativo. Lo que es sexy para una persona puede no serlo para otra. Esta individualidad es lo que hace a la vida interesante, ya sea en términos de belleza, desfachatez, rechazo o seducción, ser directo o esquivo. ¡Tú eres sexy! Así es. Hay algo en cada uno de nosotros que es sexy - sin importar la edad de la persona. Eres sexy incluso si tu apariencia o estilo es diferente al de otras personas. Ser sexy tiene que ver con ser tu mismo. ¿Qué dice la biología? En el nivel biológico, la función primaria del sexo es la reproducción, y la función primaria de la sensualidad es que la gente se atraiga entre si, y de esta forma disparar su instinto de reproducción. Para decirlo simple, es imperativo que toda criatura viviente se reproduzca para que la vida se perpetúe para su especie. Para que los seres humanos tengan el deseo de reproducirse, deben de ser programados biológicamente para querer tener sexo con el otro. Además, una especie se esmera por reproducirse con aquellos que parecen dar continuidad a las mejores características de esa especie. En otras palabras, cuando quieren tener sexo, la gente por lo general busca aquellos que le son más atractivos. Por supuesto, la mayor parte de la actividad sexual entre las personas no es exclusivamente por el propósito de reproducirse, y pocas personas dicen querer tener relaciones con alguien solo porque desean que tener hijos con esa persona. Sin embargo, la atracción sexual tiene incluso en este caso su raíz biológica racional. Los investigadores de la evolución biológica han descubierto que las mujeres pueden ser más selectivas que los hombres cuando se trata de elegir una pareja. Desde una perspectiva evolucionista, dado a que una mujer ovula una vez por mes, busca cuidadosamente a un hombre que fertilice ese huevo. Los hombres, quienes fabrican millones de espermatozoides, quieren diseminar su semilla tanto como les sea posible. Pero ¿qué es ser sexy? Es una combinación de equilibrio y seguridad interiores y de imagen y actitud. Una mujer sexy no sólo cuida su salud y su higiene, sino que confía en su capacidad de encantar y ofrecer siempre lo mejor de si misma. Gustarse y no buscar la aceptación de los demás es el verdadero secreto del atractivo sexual.Quizás el verdadero secreto del atractivo consista en renunciar a los ideales con los que nos hemos educado. La imperfección es hermosa, se dice que lo natural tiende a la perfección pero no es perfecto puesto que la vida en si misma es cambio.Aprender a aceptar las diferencias entre tu cuerpo y los ideales de la cultura es el primer paso para encontrarte estupenda seas como seas. El segundo es creer firmemente en la "ley de la reciprocidad" que dice que siempre que te gusta alguien le gustas tú a él. Es difícil creer que esa persona maravillosa y especial que te encandila está por ti, pero así es.
Ser sensual en una sociedad gobernada por la imagen se ha tornado en un aparente impelimento social cuando una mujer desea llamar la atención de los demás. Cada vez mas y mas, el mundo globalizado nos ofrece recetas y productos para alcanzar la sensualidad y ser el blanco de las miradas ajenas. Pero de como realmente lograrlo depende mucho de nuestra percepción y de nuestro estado de ánimo, además de productos embellecedores y la indumentaria. La verdadera sensualidad está en nuestras cabezas y solo tenemos que dejarla fluir para conquistar el mundo. Para ello debemos desactivar cualquier resorte inhibitorio y explotar nuestro costado femenino en toda su amplitud.
La mujer sensual de hoy es una mujer sumamente conciente de sus potencialidades y lista para explotarlas en pos de captar la atención de los demás. La actitud desenvuelta es casi una condición indispensable en el arte de la sensualidad. Sino nos atrevemos a sentirnos sensuales, sino nos animamos a soltarnos y dejarnos llevar, nunca lo seremos. La sensualidad está íntimamente ligada con la voluntad de sentirse deseada. Atraer a los hombres, hacerse notar frente a ellos genera ya de por si una actitud positiva para sentirse una mujer sensual. Es el estado de ánimo correcto para dejar salir toda nuestra energía femenina e impregnar el ambiente. (Psi. Patricia Bustos)

1 comentario:

Marina Pizzolón dijo...

Me resulto muy interesante el artículo porque enclarece el significado de lo que es realmente la sensualidad desde diferentes puntos de vista.También esta bueno que se haga notar en el mismo,que no solamente una persona puede ser sensual o sexi por la apariencia fisíca, sino también, que pasa por la personalidad que hace diferenciarnos del resto de la sociedad...