Datos personales

Mi foto
Patricia B. Bustos Psicoanalista /Coordinadora de grupos terapeúticos/ Prof. Enseñanza Común y diferencial / Mediadora Judicial / Voluntaria y Socia Activa de Mèdicos del Mundo

miércoles, 21 de septiembre de 2011

LA OLLA DIFUNTA


Nasrudín le había pedido prestada una olla a su vecino. Como el tiempo pasaba y no la devolvía, el vecino llamó a su puerta.
— Maestro, si ya terminaste de usar la olla, ¿podría llevármela? Mi esposa la necesita hoy mismo.
Cuando Nasrudín volvió con la olla, el vecino se percató de que en su interior había una ollita.
— ¿Y esto qué es?
— ¡Felicidades, vecino! Tu olla dio a luz una ollita bebé —dijo Nasrudin.
El vecino, encantado, agradeció a Nasrudín, tomó su olla y la ollita nueva, y se fue a su casa. Unas semanas después, Nasrudín pidió prestada la olla nuevamente. Y, una vez más, demoró una eternidad en devolverla. El vecino no tuvo más remedio que pedírsela otra vez.
— ¡Ah! —se lamentó Nasrudin—. Me temo que tu olla murió.
— Maestro, eso no es posible. ¡Una olla no puede morir! — exclamó el incrédulo vecino.
— Mi estimado amigo, si aceptaste que puede dar a luz, ¿por qué no crees que también puede morir?
Cuento de la tradición sufí.

18 comentarios:

Kotei dijo...

Porque tantas veces aceptamos las cosas buenas que nos pasan, pero no aquellas que nos derrumban.

Un beso

Romanticotica Incorrecta dijo...

Una de cal y otra de arena? Jeje
Muy buen relato! ;)

¡Saludos!

charlyelduro dijo...

Excelente relato.
Feliz primavera Pat.
Besotes

AnnGy Henríquez dijo...

que buen relato, que me ha encantado, además me causo ternura, "Una ollita bebe", pero estupendo.
gracia spor pasar a comentar, espero que cuelges pronto !

Juan Ojeda dijo...

Un cuento que regala sabiduría, me encantó.
Es una gran verdad que aceptamos como natural aquello positivo y entonces nos parece un desarreglo o injusticia cuando la balanza cambia de lado.
genial, un abrazo.

Danny dijo...

Me encanto todo lo que escribiste, muy lindo relato. Te mando un besote, y volvere pronto :D

Aradia dijo...

Hay mucha gente que vive con su vecina la conveniencia, un cuento precioso y que hace mucho pensar...besitos con mucha ternura...

escuchando palabras dijo...

Hola niño dulce...gracias por estar en escuchando, nos leemos besos

escuchando palabras dijo...

Romanticotica, tienes razon es asi la vida, un poco y un poco, besos

escuchando palabras dijo...

Feliz Primavera y Dia de La Paz amigo Char!!!! besos

escuchando palabras dijo...

jajaj sisi te conmovi con la ollita, besitos Anngy

escuchando palabras dijo...

Esta bueno leer algo q nos haga reflexionar con tanat ternura, besitos Juan

escuchando palabras dijo...

jejej gracias Dany nos leemos, besitos

escuchando palabras dijo...

Aradia Feliz Primavera y Dia de La Paz para Ti!!!!! besos

Ŧirєηzє dijo...

jjaajja... que buen cuento..
siempre entendemos las cosas segun nuestra conveniencia...
es genial...

me ha encantado...
un abrazo

Marina Fligueira dijo...

¡Ay que cuento más lindo...!

Me encanta el final... claro está, no cabe duda que se acepta mejor lo que ganamos que lo que perdemos.
Me ha encantado- felicidades.
Te dejo besitos y sonrisas Se muy feliz.

escuchando palabras dijo...

Totalmente asi somos los seremos humanos, y encima queremos tener la verdad, Firenze, besitos

escuchando palabras dijo...

Gracias Marina un placer q pases por escuchando, besos